miércoles, 10 de junio de 2009

Templo del Purísimo Corazón de María


El Purísimo Corazón de María es una parroquia que difícilmente pasa desapercibida para quien transita por la Calle de Gabriel Mancera. Edificada toda en concreto (material de construcción por excelencia del siglo XX) sus dimensiones apuntan a lo sublime.

Nadie puede ignorar su presencia monumental, pero pocos conocen su nombre. Mucha gente piensa que la gran efigie que corona su cúpula es un Cristo en vez de la Virgen María. Todavía son más numerosos los que ignoran su nombre y que a falta de conocerlo la llaman: "Nuestra Señora del Transito", pues con sus brazos abiertos parece querer contribuir a acelerar el tráfico vehicular que confluye en las vecinas avenidas de División del Norte, Colonia Del Valle y Amores en torno al Parque Mariscal Sucre.

Contadas son las iglesias que como el Purísimo Corazón de María resumen la historia de una colonia (la Del Valle) y una nación (México) durante el siglo XX.

En sus inicios era tan sólo una humilde capilla con paredes de ladrillo y tejado de madera. Pequeña, es cierto, pero rebosante de vida. En diciembre de 1923, el arzobispo de México, José Mota del Río, bendijo la capilla recien terminada, quedando al frente el capellán Santiago Dot.

Los padres claretianos se hicieron cargo de la parroquia a partir de mayo de 1940. Cinco años mas tarde se comenzó la cimentación del primer cuerpo del santuario. Un año después, en 1946, quedó concluida la cripta. La etapa final de la construcción de la iglesia inició a mediados de 1947 y culminó en 1953. A principios de ese año se construyó, sobre los arcos de la bóveda central, la base de la cúpula sobre la cual se proyectaba construir la imagen del corazón de María. El proyecto original era levantar un monumento mucho más alto que el actual, pero, según comenta el padre Armando Uribe, las autoridades no lo autorizaron para que no sobrepasara en altura al Monumento a la Revolución.

En el interior del templo se pueden observar fantásticos vitrales y murales que representan diversos pasajes bíblicos en una extraordinaria arquitectura en la que se mezclan de manera impresionante varios estilos como el Art Decó y el funcionalismo con cierto aire gótico, lo que ha motivado que en este lugar se hayan filmado algunas películas como "Romeo y Julieta" protagonizada por el conocido actor Leonardo di Caprio.

Esta iglesia se encuentra en Gabriel Mancera esquina con Torres Adalid a un costado del Parque Mariscal Sucre.

El templo se encuentra abierto los domingos.

Este lugar se encuentra en Colonia Del Valle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada